4 Claves para que los impagados dejen de serlo para ti

En medio de la crisis económica que está viviendo nuestro país no es de extrañar que más de una empresa forme parte de una lista de impagados, tal vez sean morosos involuntarios, algo de lo que hace unos años nadie hubiera imaginado, como tampoco  la de tener varias facturas pendientes de cobro amontonadas en un cajón.

¿Cómo conseguir que los impagados dejen de serlo para ti?

Lo primordial es tener de antemano una buena gestión para optimizar el cobro de facturas, ya sea a través de un programa adecuado, un seguimiento de las facturas pendientes con el fin de conocer cuando vencen los pagos y no dar una imagen de lo que vulgarmente se llama “manga ancha”,  ya que de esta manera solo se consigue  que el cliente piense en tu empresa o comercio cuando tiene que decidir a quien pagar el último o simplemente no pagar.

Las 4 claves para deshacerte de los impagados

Una vez se tenga controlada la base antes expuesta es hora de llevar a cabo  4 acciones o 4 claves para que aquellos impagados que perjudican tu negocio acaben saldando sus deudas.

1.La gestión de morosos debe considerarse parte del trabajo


Cuando cerramos un trato o una venta creemos que este es el fin del proceso comercial, pero no es así, si queremos sanear nuestras cuentas debemos ser conscientes que el trabajo no ha terminado y que gestionar adecuadamente los impagos es parte de ese proceso.

2.Investiga a potenciales y antiguos clientes


Parece paradójico que se haya de realizar una investigación previa para poder vender, pero lo que está en juego no es solo el dinero, sino el sustento de una familia o varias, por lo tanto no hay que aceptar acuerdos con clientes que tienen fama de mal pagadores.
Pero qué hacer cuando ya es demasiado tarde y ya nos hemos topado con varios impagados: investigar si tienen causas pendientes con otras empresas, contactar con las mismas y llegar a un acuerdo de acción conjunta.

3.Externaliza el trabajo de impagados


Otra de las opciones que hay que tener en cuenta es que si después de algunos intentos no encontramos el tiempo o la forma de recuperar el dinero que los morosos nos deben, hay que reservar una parte del presupuesto de ese año para la contratación de una empresa especializada en gestión de cobros. Actualmente dichas empresas  están amoldándose a cada una de las situaciones personales que se les presentan al igual que en sus precios.

4.Sé flexible pero intransigente


Si has decidido llevar tu mismo la gestión de impagados debes conocer los pasos legales que hay que efectuar:

  1. Realizar un primer aviso, siempre puedes llamar por teléfono, pero nuestra recomendación es lo que hagas por escrito.
  2. Requerimiento formal a través de un burofax o carta certificada
  3. Negociación de los términos para cancelar la deuda siempre y cuando el moroso esté predispuesto. En este punto es cuando debes ejercer cierta flexibilidad, ya que les has dado a entender a tus clientes morosos que vas en serio pero estás dispuesto a pactar pequeñas cantidades para iniciar la devolución de la deuda.
  4. Si todo lo demás no funciona y dejan de pagar las cantidades acordadas, recurre a la justicia iniciando un procedimiento monitorio, o bien contrata un abogado especializado, que por una cantidad no excesiva puede ayudarte en tu proceso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *