Sobrevivir a la crisis con un mejor control del stock

No podemos empezar este artículo sin hacer mención al igual que todos los medios de comunicación a la crisis, ya que en parte esta situación ha cambiado las normas y nos ha obligado a ejercer otro tipo de control del stock en nuestro comercio.

 

Cuando una empresa no da los beneficios esperados, son varias las maneras en la que puede actuar, y en contra de lo que mucha gente piensa, la primera opción no es la de echar a los empleados, sino en una mejor gestión de los gastos y un mayor control del stock, y es en este punto donde queremos hacer hincapié a través de tres sencillas preguntas.

3 preguntas que garantizan un buen control del stock

1. ¿Qué puedes cambiar?

Se trata de una frase muy coloquial pero que sin duda es el eje de que tu comercio funcione, si has notado que han bajado las ventas y prevés  un menor porcentaje de beneficios es la hora  de que realices la pregunta clave: qué puedes cambiar.

Antes se le daba mucho valor a dos principales ejes: comprar barato y rápido, aunque la temporalidad del producto fuera ínfima.

La crisis ha cambiado muchas maneras de hacer y pensar de antaño y se vuelve otra vez a valorar un producto por su durabilidad y calidad. Por lo tanto se trata de enfatizar las características de tu producto en detrimento de la rapidez de envío.

De esta manera puedes tener un mayor control del stock si solo tienes en el almacén las previsiones básicas de venta y llegas a un acuerdo con el proveedor, que seguramente se encuentra en las mismas circunstancias, sobre la realización de pedidos más personalizados pero más asiduos, en lugar de la compra de grandes lotes. Un ejemplo de ello lo podemos encontrar en Bubok una librería online que atiende uno por uno los pedidos, de esta manera ahorra  en la cadena de producción, y casi ha eliminado la necesidad de tener un control de stock por ser esto último innecesario.


2. ¿Cómo deshacerse del stock que no rota?

Entendemos por el stock que no rota aquel que no tiene salida en el mercado y que está ocupando sitio en nuestro almacén sin esperanzas de beneficios. Se trata de productos que o bien se adquirieron por  una apuesta arriesgada que no cuajó, o cuestión de moda de los usuarios y una mala previsión por tu parte.

Es necesario para continuar con un adecuado control del stock hablar con el proveedor para conseguir llegar a un acuerdo de devolución de esos productos brindando una más estrecha colaboración en la nueva versión mejorada de tu comercio o empresa.

Ya que si algo hay que tener claro es que, solo los que se reinventan consiguen prevalecer.


3. ¿Cómo reinventarse?

Seguimos hablando de mejorar el control del stock de nuestro comercio y sobre todo de deshacernos de todo ese material que nos estorba en el almacén. En tiempos de crisis y aunque las nuevas costumbres que se están instaurando den más valor a la calidad no quita que también prime el precio de los productos, por lo tanto otra de las opciones es ofrecer aquellos productos que hasta ahora no tenían salida a precio de coste o bien con un margen de beneficio mucho más bajo que antes, junto con una nueva estrategia de marketing que prime lo que el consumidor está buscando: trato personalizado + mayor calidad + menor precio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *