4 Ventajas y Desventajas de Dropshipping

Una tienda online no trata cara a cara con el público pero debe tener sus productos disponibles para hacérselos llegar. Para evitar el coste de almacenaje intermedio, es posible crear una relación comercial fabricante-minorista. Esta práctica tiene sus ventajas e inconvenientes. Aquí te las presentamos.

Si estás considerando montar una tienda online, vender desde un stock virtual puede ser una opción interesante. La práctica denominada dropshipping, consiste en que el fabricante manda los pedidos directamente al cliente final, sin pasar por la tienda o almacén del minorista, es decir, no hace falta tener stock. Su tienda online funciona sólo como punto comercial o distribuidor. A primera vista suena como una opción genial, pero cuidado, también hay algunos inconvenientes.

4 Ventajas de dropshipping

  • Puedes trabajar con un surtido amplio de productos sin invertir dinero en stock.
  • En vez de ocuparte de embalaje, envíos y más aspectos logísticos, puedes enfocarte en las ventas.
  • No necesitarás un almacén o sitio físico y por lo tanto puedes ahorrar dinero.
  • Si el proveedor es una empresa importante, probablemente tendrá buenas condiciones para los envíos

4 Desventajas de dropshipping

  • Si dependes de otra empresa para servir a tus clientes, perderás el control sobre un aspecto importante de tu negocio: el servicio directo al cliente.
  • Si otra empresa se ocupa de la logística, es difícil controlar la expedición de los pedidos y el tiempo exacto de entrega.-Es difícil encontrar una empresa que siempre tenga stock y en la que tengamos plena confianza en la gestión de los pedidos.
  • Si trabajas con varios proveedores con este sistema el control es aún más difícil.
  • Si el cliente final pide varios productos, tendrás que coordinar las entregas con varios proveedores. A parte, normalmente, sólo se cobrarán una vez los portes al cliente mientras que tú pagarás por cada envío.

El concepto de DropShipping es muy interesante pero su viabilidad dependerá de la forma de trabajo y la confianza que se tenga en el proveedor. Es importante dejar claro en un contrato las obligaciones y derechos de cada parte, así como plazos y costes de entrega.

Es imprescindible también mantener una buena comunicación con el proveedor para poder mantener informado al cliente sobre el estado de su pedido. Este sistema es bueno para fabricantes, pues no se tiene que preocupar de la venta del producto y para el minorista online, pues no tiene que tener stock de productos, pero la relación entre ambos debe ser fluida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *