Montar tienda online en 8 sencillos pasos

Que tu negocio esté en la red supone que cualquier persona pueda conocer tus productos en cualquier parte del mundo. Si tienes un local comercial, no dudes en complementarlo con una tienda online. Si lo que quieres es montar una tienda y evitarte los gastos en infraestructura, prueba con montar tienda online.

Es cada vez más común abrir negocios en internet. Al igual que con un local comercial, la gestión de montar tienda online requiere tener presentes múltiples aspectos y coordinar las tareas de distribución con rapidez y eficacia.

La variedad de competidores nos lleva a tener que hacer mayores esfuerzos cada vez para tener un presencia online relevante.

 

Ventajas e Inconvenientes de montar tienda online

Si eres dueño de una tienda física, tienes ventajas a la hora de abrir tu tienda en la red. Ya tienes stock de productos, tus clientes conocen el comercio y los artículos, ya posees experiencia en venta y trato al cliente… montar tienda online servirá para ampliar las posibilidades de negocio, expandir el radio de acción e incrementar las ventas.

Las ventajas de  montar tienda online son numerosas:

  • Costes bajos de mantenimiento.
  • Trabajo desde casa, sin necesidad de local.
  • Amplitud de público, no sólo se inscribe en una localidad concreta.

No obstante, también hay diversos inconvenientes:

  • Multitud de competidores
  • Poca confianza del público (en aumento)
  • Dificultad para mostrar, describir los productos y darse a conocer.

Los 8 pasos para montar tienda online

1.Elegir mercado

Antes de empezar con tu tienda, es importante hacer un estudio de mercado de tu negocio. Qué tipo de productos quieres vender, cuantos competidores existen, como vas a distinguir tu tienda entre las demás, donde vas a comprar mercancía, como hacer la distribución, etc….

Ya que muchas tiendas online tienen como objetivo el mercado nacional, o incluso internacional, la distribución es un tema muy importante. Si vas a vender productos voluminosos, ten en cuenta el coste del transporte, sobre todo si también vas a enviar a las islas.

Para los que ya tienen una tienda física, elegir el mercado será más fácil ya que podrán aprovechar muchos de los recursos de su negocio existente.

2.Elegir un dominio para tu comercio online

En internet es cada vez más importante tener un nombre apropiado. Al elegir el nombre hay que verificar si el dominio del nombre deseado todavía está libre. El dominio es la dirección digital de tu comercio, por ejemplo www.latiendademaria.es. El nombre puede ser igual que el de tu negocio existente o puede ser diferente, así mismo, puede ser un nombre metafórico e imaginativo o descriptivo y explícito, para que los clientes sepan qué van a encontrar en la tienda, por ejemplo, www.latiendadecamas.es

3.Buscar alojamiento / hosting

Si no tienes tu propio servidor lo más fácil es buscar una empresa de hosting web para alojar tu tienda online. Una empresa de hosting se dedica a mantener en la red la interfaz de tu web y toda la información, para que sea accesible a tus visitantes. Aparte de las facilidades y el coste al mes, el servicio al cliente de la empresa de hosting, el mantenimiento, es muy importante. Asegúrate de que si tienes cualquier problema con el acceso a tu tienda online, puedes recurrir a tu empresa de alojamiento para solventarlo.

4.Elegir software para tiendas online

Hay muchas empresas especializadas que tienen su propio software para gestionar tiendas online, no obstante, ahora es usual que las empresas de hosting ofrezcan su propio software de tiendas online.

Otra opción es elegir un ´open source´ software, software gratis para tiendas online, éste ha sido desarrollado por programadores y está disponible para usarlo de forma gratuita. No obstante, requiere un poco más conocimiento técnico, sobre todo si prefieres cambiar el aspecto o las funcionalidades de tu tienda. Por lo demás el software open source incluye casi todo lo que puedes imaginar, como control de stock, facturación, gestión de pedidos, facturación etc.

5.Introducir en el administrador online los contenidos de tu tienda

Después de elegir un nombre, una empresa de hosting y el software empieza la verdadera laborar de creación de la tienda en cuanto presentación al público se refiere.

Necesitarás fotografías de cada producto que vas a vender, éstas pueden ser proporcionadas por el fabricante o puedes hacerlas tú mismo y una descripción rigurosa, atractiva y no demasiado extensa.

Es importante presentar el producto de forma fiel, sin engaños, para no decepcionar y enfadar al cliente. Ya que éste no tiene posibilidad de ver directamente el producto y tocarlo, es importante que se hagan una idea acertada de todos los detalles sin dejar lugar a dudas.

Además de la presentación de los productos es aconsejable presentar tu empresa, la forma de poder contactar y las condiciones de compra. Así los clientes tendrán más confianza, un aspecto fundamental en la venta online.

6.Arreglar la logística de tu comercio online

Antes de empezar con la venta es importante solucionar los asuntos de logística de tu tienda. Ya que tus clientes ya no se situarán sólo a nivel local, sino que probablemente estarán en todo el país, o, quizá, en todo el mundo, la cuestión del transporte debe quedar solucionada y controlada completamente.

Ten en cuenta que el coste de transporte puede ser un obstáculo para la venta. Muchos clientes no quieren pagar un importe elevado para el envío, sobre todo si son productos que pueden comprar (sin coste de transporte) en su propia localidad. Negocia los precios con tu empresa de transporte, a menudo tienen importantes descuentos para clientes que suelen hacer envíos de forma habitual.

El coste suele depender del número de envíos, del volumen físico de los paquetes, de la distancia y zona de envío regular, la rapidez de la entrega…. Ya que cada empresa de mensajería tiene sus propias condiciones y especificaciones, es aconsejable ponerse en contacto con varias antes de contratar una fija.

7.Promocionar tu tienda online

Ahora ya tienes una tienda online con un escaparate atractivo y accesible para todo el mundo en internet. Pero… ¿cómo van a conocer los clientes tu tienda?

El éxito de una buena promoción depende de muchas cosas: el tipo de producto, la cantidad de competidores, el presupuesto que tienes para hacer marketing online y tu creatividad.

 

8. Ofrecer un buen servicio al cliente

Igual que en una tienda física, una tienda online requiere un trato al cliente impecable. Uno de los factores para regresar a comprar a una tienda es la satisfacción con el servicio.

Asegúrate de que en tu web aparecen claramente los datos de contacto, tanto una dirección de correo electrónico como un número de teléfono. Así los clientes podrán tener más seguridad al realizar su compra, si pueden resolver todas sus dudas.

Las preguntas más habituales suelen referirse a dudas sobre productos, plazos y momentos de entrega… tener un buen control sobre estos aspectos facilitará el servicio a sus clientes, que quedarán satisfechos con el trato.

No subestimes el montaje de una tienda online ya que supone diferencias respecto a la experiencia de las tiendas físicas. Sin embargo, si ya posees una tienda física, el comercio electrónico será un canal de venta adicional y puedes aprovechar las ventajas de escala. Es decir, casi sin aumentar los costes o recursos, vas a poder aumentar tus ventas considerablemente.

No obstante, debes tener en cuenta que los beneficios no serán inmediatos, así que debes contar con fondos suficientes para desarrollar el negocio y darle un tiempo. A través de internet encontrarás mucha información sobre cómo mejorar tu comercio, ten en cuenta que una tienda online requiere una renovación continua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *