¿Qué tipos de contratos laborales existen?

Existen numerosos tipos de contratos. Antes de decantarnos por un tipo concreto, es importante conocer las condiciones y las características de cada uno de ellos. La duración es sin duda una cuestión primordial, pero no es el único aspecto a tener en cuenta. ¿Qué tipos de contratos son los más comunes en los comercios minoristas y qué características tienen?

Existen numerosos tipos de contratos laborales, sin embargo los más comunes en los comercios minoristas son:

Contratos laborales indefinidos

Es todo contrato que concierta la prestación de servicios por un tiempo ilimitado con un período de prueba que oscila entre uno y tres meses por lo general.

Contrato indefinido de fijos-discontinuos

Es el que se realiza para trabajos que son fijos pero no se repiten en determinadas fechas, produciendo discontinuidad en el tiempo. Es imprescindible que figure en el contrato la jornada estimada y su distribución horaria, así como la duración prevista para la actividad. Los trabajadores contratados bajo esta modalidad se regirán por el convenio colectivo que le corresponda.

Contratos en prácticas

Sirven para facilitar las prácticas profesionales a los trabajadores con título universitario o formación profesional de grado medio o superior, e incluso otros títulos, siempre y cuando estén reconocidos oficialmente como equivalentes y que habiliten para el ejercicio profesional. Además de dichas titulaciones, se exige no haber transcurrido más de cuatro años desde que se acabaron los estudios o de seis años cuando el contrato se concierte con un trabajador discapacitado. La duración no podrá ser menor de seis meses ni mayor de dos años, sin perjuicio de lo que se suscriba mediante convenios colectivos. La retribución mínima será la fijada en convenio colectivo para este tipo de trabajadores, sin que, pueda ser inferior al 60% del salario fijado en convenio para un trabajador de estas características. Tampoco, podrán ser inferiores al salario mínimo interprofesional.

Contrato de obra o servicio determinado

Es un tipo de contrato definido, ya que es tipo de contrato que se firma para la realización de una obra o servicio, con autonomía y cuya duración sea incierta. En convenios se podrán identificar aquellos trabajos o tareas que pueden cubrirse con estos tipos de contratos. La duración vendrá marcada en función del tiempo estipulado para la realización de una obra o servicio. Si se trata de un tiempo superior a un año, para efectuar la extinción del contrato se necesita un preaviso de 15 días. Si el empresario lo incumpliera, se indemnizará por el equivalente al salario del plazo incumplido. El empresario debe informar, también, sobre la existencia de vacantes, con el fin de garantizar iguales oportunidades de acceso a puestos permanentes. Y por convenios colectivos se establecerán las medidas para facilitar el acceso de estos trabajadores a la formación profesional continua.

Contrato a tiempo parcial

Se celebra cuando se haya acordado la prestación de servicios durante un número de horas al día, a la semana, al mes o al año, inferiores a la jornada completa. En esta modalidad se puede contratar por tiempo indefinido o por duración determinada. La jornada diaria en el trabajo a tiempo parcial podrá realizarse de forma continuada o partida. Los trabajadores a tiempo parcial no podrán realizar horas extraordinarias, salvo para casos extraordinarios y urgentes. En el contrato ha de figurar el número de horas y su distribución. De no ser así, se entenderá que el empleo será a jornada completa.

Es posible descargarse modelos de contratos a través de la web del Instituto Nacional de Empleo (www.inem.es).

Es importante elegir el tipo de contrato de trabajo que mejor se adapte a tus necesidades. El gobierno estimula la contratación de los sectores más desfavorecidos laboralmente hablando. Así, puedes obtener subvenciones por realizar contratos indefinidos a personas que estaban en el paro o por contratar mujeres jóvenes, etc. Estas subvenciones también dependen de tu comunidad autónoma, así que infórmate bien antes de contratar.

Asegúrate también que los contratos de trabajos cumplen las normativas. Por ejemplo, si realizas un contrato de trabajo definido para un trabajo regular, este contrato no tendrá validez y el contrato será marcado como indefinido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *