¿Por qué elegir un gestor empresarial? 4 Áreas de Apoyo

Contar con el asesoramiento de un experto que guíe nuestra empresa es, en muchas ocasiones, lo más conveniente. Pero ¿cómo saber si se trata de un buen gestor empresarial o no?, ¿qué características hemos de tener en cuenta y en qué materias nos puede ayudar?

La elección de un buen gestor empresarial es fundamental, ya que será la persona que nos guíe en numerosos aspectos concernientes a nuestra actividad empresarial. Para poder elegir siempre podemos preguntar a amigos y personas de confianza, aunque también es aconsejable que verifiques personalmente los antecedentes de tu asesor empresarial.

Lo ideal es que sea un asesor certificado, lo que garantizará que ese profesional está al día con las normas. Sin embargo, no es obligatorio que los asesores estén certificados para “asesorar”, infórmate bien sobre este aspecto y asegúrate que es una persona que se actualiza en cuanto a normas, leyes, subvenciones, materia fiscal, etc.

En muchas ocasiones es aconsejable también que tu gestor empresarial forme parte de una organización para evitar que todo se concentre en las manos de una única persona. Podrás disponer así de diferentes especialistas en función de la materia concreta a tratar.

Otro aspecto a tener en cuenta antes de tomar una decisión, es saber con claridad los honorarios de éste. Normalmente, el precio varía en función del número de trabajadores, facturación y la localización de tu empresa. También es posible pagar un importe fijo por mes o bien, pagarle por servicios u horas, que siempre será menos económico al final.

¿Cómo puede ayudarnos un gestor empresarial?

Por lo general, son 4 los aspectos en los que nuestro gestor nos puede ayudar:

  1. Fiscal: nuestro gestor nos ha de asesorar para elegir las mejores opciones en temas relacionados con la declaración de la renta y del patrimonio; impuestos sobre actividades económicas; impuestos sobre el Valor Añadido (I.V.A.); liquidaciones trimestrales; tributaciones locales como licencias de apertura, tasas de recogida de basuras, impuestos sobre el incremento del Valor de los terrenos, etc.
  2. Laboral: él te ayudará con las altas y las bajas de empleados, el alta de tu empresa, redactará los contratos a los nuevos trabajadores (temporales, indefinidos, fijos, becarios, etc.), Cumplimentará los documentos relativos a la legislación laboral, confeccionará recibos de los salarios y las liquidaciones de seguros sociales, informes estadísticos, así como todo tipo de asistencias laborales.
  3. Contable: realizará asesoramiento de contabilidad auxiliar, será nuestro representante ante inspecciones, nos ayudará con el registro de la Propiedad, confeccionará nuestros estatutos sociales y nuestra Contabilidad Oficial, legalizará nuestros libros contables, realizará la liquidación y presentación de los Impuestos de Sociedades y todo tipo de consultas contables.
  4. Judicial: el gestor empresarial nos representará y asesorará judicialmente ante contenciosos económicos-administrativos, procedimientos especiales, regulaciones de empleo, etc.

Características del buen gestor empresarial

A groso modo, las características que debe tener un buen asesor financiero son las siguientes:

  • Profesionalidad: un buen asesor debe reflejar las cualidades técnicas y profesionales de un experto íntegro, que aporta ideas innovadoras y realistas. Entre algunas de las características que debe tener está la profesionalización, que debe ser extensa y actualizada para poder actuar de la manera más acertada en cada momento y, a su vez, guiar y explicar con claridad el riesgo envuelto en las diferentes alternativas.
  • La experiencia: la experiencia es otro activo importante, ya que tiene que aplicar de forma práctica todos los conocimientos adquiridos como gestor. Además, conocerá bien la burocracia y los pequeños trucos y consejos para ahorrar dinero.
  • Infundir confianza: el gestor empresarial no debe ser un extraño, debe inspirarte confianza y brindarte un servicio personalizado, según las características y necesidades de tu negocio.
  • Trabajo continuo y retroalimentación: el trabajo de un gestor debe ser continuo y debe siempre preguntarte para la toma oportuna de decisiones.

Confirma que tu asesor reúne todas estas características, pero además no olvides que la trayectoria profesional, ética y los valores morales de tu asesor son indispensables a la hora de su elección, ya que son la garantía intangible que te permitirá contar con un profesional honesto y capaz de brindarte las mejores alternativas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *