Domingo, 20 de Abril de 2014

Consejos para crear tu lema o eslogan

Compártelo

El lema de tu empresa debe ser una frase corta, creativa, fácil de recordar y que describa aquello que quieres hacer llegar a tu público. No cabe duda, que para que un eslogan tenga éxito debe ser pensado acorde con la marca y filosofía de tu empresa. Aquí te damos algunos consejos que debes tener en cuenta antes de decantarte por una u otra frase.

El eslogan o lema publicitario es considerado por muchos expertos como el medio publicitario más efectivo para llamar la atención de un determinado producto o empresa. Esto puede ser cierto o no, pero lo que está claro es que juega un papel decisivo en la competencia comercial. Una buena frase puede hacer que tu marca quede siempre “pegada” en la mente de tus clientes o futuros clientes.

Lo primero que debemos hacer antes de escribir una frase es pensar en nuestro público objetivo. Reconocer y definir bien a éste es esencial para saber cuáles son las necesidades que éstos tienen o lo que priorizan a la hora de consumir un determinado producto. Dirige tu eslogan a tu público, haz que se ajuste a sus gustos y expectativas y seguro que tienes éxito.

Otra cuestión a tener en cuenta es que la frase que elijas debe concordar siempre con la imagen que quieres que tu negocio transmita. Asegúrate que va con tu filosofía de empresa y con tu plan de negocio.

Un buen lema publicitario se caracteriza además por:

  1. Ser corto y directo
  2. Ser efectivo y fácil de memorizar
  3. Estar lleno de creatividad
  4. Ser impactante
  5. Describir tu producto o filosofía de empresa
  6. Cumplir las expectativas/necesidades de tu público objetivo
  7. Marcar la diferencia con tus competidores

Busca para tu eslogan aquello que realmente te diferencia de tus competidores. Esto puede ser en relación a alguna característica concreta de tu producto o de los servicios que ofreces o de la localidad donde desarrollas tu actividad. Piensa cuál es la característica que mejor te define, la que hace que tus clientes siempre vuelvan.

Es muy importante que todo lo que dices en tu eslogan sea cierto, pues de lo contrario afectará a la imagen de tu tienda. Es decir, si tu eslogan destaca la efectividad de tu servicio, asegúrate que eso ocurre en la práctica.

Otro dato a tener en cuenta a la hora de elegir una frase es que el hecho que describes sea constante. Busca una cualidad de tu empresa o de tu producto que dure mucho tiempo, ya que de nada nos serviría cambiar de eslogan cada poco tiempo. El eslogan nos tiene que identificar y por ello, debe ser siempre el mismo.

El eslogan tiene que formar parte de nuestra empresa y debe ser fácilmente reconocible por nuestros empleados y por nuestros clientes. Por esa misma razón, te aconsejamos que no menciones a la competencia. Imagina que tu eslogan es “el más barato de la ciudad” y después aparecen establecimientos más baratos. Destaca siempre cualidades reales y duraderas.

Por otro lado, no es una buena idea hacer hincapié en los bajos precios, ya que no es deseable que nuestros clientes nos sean leales solamente por los precios.

Un último consejo, una vez que te decides por un eslogan, asegúrate que éste aparece en tu establecimiento, en tus bolsas, en la publicidad que realizas, etc., esto lo hará mucho más efectivo.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Escriba los carácteres que aparecen en la imagen.

© 2013 www.comercionista.com