Viernes, 23 de Junio de 2017

¿Qué es una franquicia?

imagen del post

Compártelo

La franquicia podría considerarse como un contrato mediante el cual un primer empresario (franquiciador) cede a un segundo empresario (franquiciado) el derecho a gestionar y a ser el encargado del uso y disfrute de los beneficios de un negocio determinado, utilizando su imagen y sus productos a cambio de una serie de contraprestaciones de tipo económico.

 

Mediante este acuerdo se generan una serie de beneficios para ambas partes y es una de las alternativas más eficientes a la hora de expansionar negocios y rentabilizar determinados mercados.

Las franquicias cuentan con numerosas ventajas, entre ellas podemos destacar que el empresario asume un riesgo menor comparado con el que se asume a la hora de empezar un nuevo negocio desde 0. El éxito de las franquicias radica en el fuerte respaldo que ofrece a los empresarios trabajar bajo una marca y una imagen que ya cuentan con un fuerte posicionamiento en el mercado, y además con una amplia red de clientes, negocios, mercados y la garantía de un éxito demostrado.

Otra de las ventajas que ofrece el negocio de las franquicias es que en todo momento el franquiciado cuenta con apoyo y asistencia técnica de la empresa franquiciante, lo cual supone un importante ahorro en recursos y tiempo para el nuevo empresario, tanto en personal como en sistemas de control. De esta forma el franquiciado cuenta con la posibilidad de adquirir experiencia y nuevas ideas de negocio a un coste 0 y todo ello basado en la garantía del éxito ofrecida por la empresa a la que representa.

El prestigio inicial con el que ya cuenta de por sí la imagen a la que la franquicia representa hace que se genere un gran número de clientes en poco tiempo, garantizándose la exclusividad en la explotación de una zona. Este prestigio también incide en la imagen que se ofrece frente a terceros como proveedores o bancos, por lo que nuestro negocio ya cuenta “a priori” con un importante nivel de solvencia.

El hecho de representar a una empresa conocida a nivel nacional e incluso internacional hace que las franquicias pueda beneficiarse de las campañas publicitarias realizadas a gran escala así como de las estrategias de marketing que se lleven a cabo de forma periódica.

A la hora de gestionar un negocio de este tipo comenzamos desde el principio con un alto índice de motivación, sin embargo no hay que olvidar que lo más importante es tener capacidad resolutiva, ideas claras y objetivos establecidos desde el primer momento con el fin de situarnos en la cima de nuestro emergente proyecto empresarial.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Escriba los carácteres que aparecen en la imagen.

© 2014 www.comercionista.com