Miércoles, 30 de Julio de 2014

La decoración del escaparate

Compártelo

El escaparate es la carta de presentación que tenemos ante nuestros clientes. Nunca olvides que dirá mucho de nosotros, de ahí que no podamos descuidar el más mínimos detalle. Aquí te adelantamos algunos consejos y características que todo escaparate debe tener.

El escaparate de un comercio cubre tres funciones:

  1. Mostrar los productos.
  2. Explicitar la calidad y tipo de comercio. Crear la imagen del lugar.
  3. Atraer al cliente.

Para que el transeúnte se acerque debe provocar su curiosidad y crear en él dos sensaciones: deseo y/o necesidad. Tengamos algunas sugerencias en cuenta:

  • Presentación: no sólo el producto en sí mismo es lo que logra vender sino su presentación.
  • Posibilidades: estudia los elementos necesarios para montar el escaparate: espacio, luces, productos, ángulos de visión, colores… Combínalos de forma que creen armonía.
  • Contraste: el contraste es esencial en cualquier composición, éste se puede generar a partir de tamaños, colores, formas y luces.
  • Iluminación: la iluminación es esencial, coloca luces directas sobre aquellos objetos que desees destacar, haz que luzcan, que despierten interés.
  • Deseo: un escaparate debe generar deseo, muestra los productos de mejor nivel.
  • Orden: no se trata de amontonar los productos, sino de mostrar los más atractivos y representativos de la tienda, así como las últimas novedades. Los productos pueden agruparse por tipo creando un recorrido.
  • Ubicación: cuida la altura a la que se ponen los artículos, si están demasiado altos o muy bajos no se visualizarán con claridad. Deja huecos para ver el interior de la tienda. Ten en cuenta los lugares que tienes: suelo, fondo, laterales, techo… Los objetos pueden estar colgados, pegados, sobre peanas, como complemento a otros objetos….
  • Sensaciones: el escaparate es la primera imagen de la tienda, el primer estímulo que recibe el posible cliente. Aquellos adjetivos que te sugiera el escaparate serán las sensaciones que el observador tenga sobre la tienda.
  • Escenografía: el escaparate puede simplemente mostrar o narrar. Supone un trabajo extra recrear en cada puesta de vitrina una escena que nos traslade a una historia. El observador puede verse envuelto en esta imagen, ¡sedúcelo!.
  • Temáticas: aprovecha fechas especiales para crear decoraciones temáticas: Navidad, Carnaval, el Día del Padre, San Valentín…
  • Stock: asegúrate de que los productos que pones en el escaparate están en el interior. Quien entre querrá verlos.
  • Renovación: se recomienda cambiar el contenido del escaparate cada 15 días o al menos cambiarlo de posición, y variar los objetos cada 2 meses.

No te olvides que el escaparate es el espacio que invita al cliente potencial a mirar en el interior. Demasiada sobriedad producirá vergüenza en el que únicamente quiera ver qué ofrece la tienda. Conocer los productos es el primer paso para que vuelva otro día.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Escriba los carácteres que aparecen en la imagen.

© 2014 www.comercionista.com